Trail y duatlón en Paracas


Paracas se ha convertido en una de las ciudades perfectas para los deportes extremos y de aventura, en este caso para el Perú 8mil X-tremo, una carrera con dos modalidades: Trail y duatlón, que consistía en 26K de trail y 63K de ciclismo, pasando por terrenos de trocha carrozable, arena, pista de sal, todo esto en la Reserva Nacional de Paracas.


Aceptar un desafío es sencillo. Lo difícil es superarlo. Ese fue el sentir de los atletas que llegaron hasta Paracas para enfrentar el “Perú 8mil X-Tremo”. Una vez allí, dar la vuelta es casi imposible, solo queda afrontar y demostrar tu capacidad.


La ruta diseñada por los expertos de Perú 8mil hizo que la carrera tome un carácter de nivel. Surcar arenas, pistas de sal y terrenos agrestes, combinado con la brisa y el calor incesante, obligaba a los atletas a tener mayor concentración, donde el peor enemigo es la soledad del desierto. La única voz que escuchas es la de tu pulso a mil. No hay más que tus pasos borrados por la arena desafiante.

Desde las 7 de la mañana, los competidores fueron llegando hasta la Bahía de Paracas; algunos de ellos con amplia experiencia, pero que frente a la naturaleza, el respeto se renueva al primer paso. Jóvenes, adultos, mujeres y hombres, conformaron un grupo de valientes guerreros que buscaban la gloria, un reconocimiento interno, capaz de elevar la confianza en la vida.

Rezos, cábalas y frases de aliento a viva voz se hicieron comunes a pocos minutos de la partida. El Perú 8mil X-Tremo ofrecía dos retos; Trail Running y Duatlón. Correr 25.5K, y para los de duatlón subirse luego a una bicicleta y continuar a lo largo de 63K, no es cosa de todos los días. El momento llegó. Cerca de 100 valerosos atletas cruzaron la línea que puso a prueba, no solo al estado físico, sino al mental, donde el desierto se encargaría de mermar esfuerzos. El desafío había comenzado. El recorrido inició en el Hotel La Hacienda Paracas, que tras los 88.5K, debían volver al mismo punto.


La competencia de Trail Running estuvo de candela. Un grupo de corredores logró separarse del grueso, y durante toda la carrera Juan Carlos Rojas y Jhon Salinas se turnaron con el primer lugar. Sobre el final, el ayacuchano Juan Carlos Rojas consiguió una ventaja de tan solo 41 segundos, que a la postre lo coronaría como el ganador. Emoción y suspenso, ingredientes que le dieron color al siempre difícil reto de correr en Paracas.

Mientras tanto, en Duatlón, Vladimir Figari tras alcanzar los 25.5K de trail, se preparaba para subirse a su bicicleta que lo llevaría a la meta. El experimentado ironman dejó atrás a sus cercanos perseguidores y obtuvo la gloria sin mayores contratiempos.


Y como dice el dicho, detrás de un gran hombre, hay una gran mujer. En el Perú 8mil X-Tremo no fue la excepción. Daniela Morales Bermúdez superó sus límites y se hizo de la Duatlón – Mujeres. En Trail Running, Marylin Enríquez alcanzó el primer lugar en esta difícil prueba.

Fue una carrera de largo aliento, ambientada en uno de los más bellos parajes de nuestro país. Paracas recibió, esta vez, a un grupo humano capaz de enfrentar miedos y obstáculos. Los ganadores fueron todos, ese fue el mensaje para los que decidieron aceptar el reto y cargar con la responsabilidad de representar al optimismo.



Perú 8mil no solo promueve carreras, sino también una filosofía de vida que es capaz de calar en lo más profundo de nosotros. Superarse constantemente, competir con uno mismo para alcanzar premios anímicos que alimentan el orgullo y confianza para continuar con lo nuevo y misterioso que nos depara la vida.








¡Sígueme en mis redes sociales!

Contacto: contacto@juanoswa.com

Compartir:

Sobre el autor

Juan Oswaldo Vilela González, Bloguero de Turismo y Deportes de Aventura | Correo: contacto@juanoswa.com | Puedes seguir en Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat y YouTube como: JUANOSWA